nuevapublicidad.tk

|las últimas tendencias de la publicidad y buenos anuncios|

jueves, abril 22, 2004

¡Por los pelos!

Un anuncio de Calvé, en el que una madre utilizaba el biberón para empapar del rostro de su bebé, fue considerado como malos tratos por el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid. Esta autoridad consideró que era una clara manifestación de malos tratos.

Este anuncio se libró de la censura, porque la campaña terminó y se dejó de emitir el anuncio. ¡Por los pelos!